Reclusas de la carcel Rafey exigen gozar del sexo con sus parejas


Santiago, R.D.- La procuradora de la Corte de Apelación de Santiago, Bielka Calderón, pidió ayer paciencia a las reclusas del Centro de Corrección y Rehabilitación (Rafey Mujeres) de esta provincia, quienes insistentemente reclaman que se les permitan tener relaciones sexuales con sus cónyuges y parejas, tal como ocurre con los hombres privados de su libertad.

A este respecto, la máxima representante del ministerio público en Santiago dijo que la situación de las reclusas de Rafey que exigen sexo no está en sus manos, porque todo depende del movimiento feminista.

Subrayó que las feminnistas entienden que si las autoridades obligan a las internas a usar anticonceptivos y u otros métodos que podrían prevenir embarazos, estarían invadiendo su privacidad y quitándoles a la vez sus derechos a la libertad.

“El problema no está en nosotros, si tuviera en nuestras manos ese asunto con mucho gusto complaceríamos a esas internas, pero no podemos chocar con otras instituciones”, indicó.

No obstante, Calderón informó que se trabaja para ver como coordinan esa situación con los movimientos feministas para que las reclusas de Rafey Mujeres también puedan tener relaciones sexuales, tal como ocurre con los hombres.